En defensa de los derechos de los pueblos originarios, repudiamos el accionar represivo estatal y la complicidad judicial

Desde el 24 de septiembre por la noche el cuerpo de Operaciones Especiales de la policía de Rio Negro tiene sitiada a la comunidad lof quemquemtrew. La comunidad habita sus territorios ancestrales en lo que hoy se denomina Cuesta de Ternero. El sitio policial se da en el marco represivo histórico que establecieron como política común los Estados argentinos y chilenos hacia el pueblo mapuche en particular y los pueblos originarios en general.


Sin embargo, la legalidad del accionar de la comunidad quemquemtrew es claro. El uso de los territorios ancestrales por parte de las comunidades está amparado en la legislación argentina así como en distintos tratados internacionales a los que el Estado argentino suscribe. Un ejemplo de ello podemos encontrarlo en el artículo 75 inciso 17 de la Constitución Nacional, incorporado a la misma en la reforma del año 1994 y también en el Convenio 69 de la OIT.


La legislación no ha impedido el continuo avasallamiento de las comunidades originarias. Al margen de los conocidos casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, ha habido otras muertes sin esclarecer como las de María Lucinda Quintupuruy y quién fuera su hijo, Victorio. La comunidad, en estos momentos, está totalmente aislada en tanto la justicia local le negó a vecinxs y organizaciones sociales y de derechos humanos la entrega de alimentos y abrigos.


El accionar de la política provincial está guiado por la búsqueda de favorecer a distintos grupos empresarios que explotan dichos territorios por medio de la tala y otras prácticas de explotación forestal. Esto llega a la vergüenza de suspender las clases en la escuela 211 “maria lucinda quintupiray” para que sea utilizada por las fuerzas represivas.


Desde el Proyecto Político Emancipatorio denunciamos y repudiamos en su totalidad el desempeño de la justicia rionegrina y de las fuerzas policiales, así como instamos que se respete el derecho ancestral de los pueblos originarios. Enviamos también nuestra solidaridad y apoyo a las comunidades originarias y vecinxs de la zona que se han acercado a realizar guardias y evitar que la represión continúe.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.